sábado, 4 de enero de 2014

El Invitado (I)

¡Hola de nuevo! Tenemos sección nueva en el blog, de vez en cuando, habrá un invitado escribiendo una entrada para vosotros, sobre el tema que quiera. Hoy os hablo yo, Enric. Soy de Barcelona, fotógrafo aficionado, me encantan los programas de cocina, soy amante de la buena comida, la cerveza artesana, el queso, pero sobre todo de lo que os hablo a continuación...


¿El Mejor Croissant del Mundo?

Desde que leí hace un par de años que el premio al mejor croissant artesano de mantequilla fue para Pastelería Hofmann, no dudé en ir a comprobar por mí mismo ese curioso galardón. Desde entonces, no hay mes en el que no vaya al menos una vez a saborear una de las muchas tentaciones que ofrece. Y como fan de los buenos croissants (siempre de mantequilla), puedo decir convencido que los de Pastelería Hofmann son, con diferencia, los mejores que he probado nunca.
Es más, la afluencia de turistas que se acercan al oscuro callejón del barrio barcelonés del Born donde se encuentra me indica que la fama que tienen ha traspasado fronteras.

El local es de esos que al entrar te meten un "chute" de aroma a mantequilla, a pastelería francesa de las buenas. Es un lugar pequeño pero recargado de dulces de todo tipo. Hay docenas de tartitas individuales, mermeladas, galletas, sardinas de chocolate (otro de sus clásicos), búlgaros, coulants, helados en verano y turrones en Navidad..., incluso trampantojos dulces con forma de queso manchego, pizzas o hamburguesas, o inventos de lo más hipster como los Cro-cakes (cupcakes con masa de croissant).


Croissant relleno de Mascarpone... cremosidad y placer infinitos.

Pero donde marcan la diferencia es en la bollería clásica. A mi personalmente me chiflan, como ya he dicho, sus citados croissants. Sabedores de su éxito, han decidido hacer de varios tipos, hasta el punto de ofrecer uno distinto cada día de la semana (por ejemplo, los miércoles los hacen de Cheesecake, que muero por probar). A diario, a parte de los normales sin relleno, podemos encontrar de mazapán, frambuesa, y mascarpone. Decir que tanto los de frambuesa como los de mascarpone son algo de otro mundo, ¡si os animáis a ir no dudéis en llevaros un buen cargamento! Ah, y no olvidéis tampoco otra de mis debilidades, los rollos de canela, también sin lugar a dudas los mejores que he probado nunca (y lo dice un fan de los clásicos Kanellbullar suecos).

En conclusión, Hofmann es ya un centro de peregrinación para todos los amantes de la buena repostería, y nunca falla una visita cada vez que paso cerca, por muchas cafeterías y pastelerías instagram-friendly que vayan abriendo en Barcelona. ¡No dejéis de caer en la tentación!

El escenario del "Crimen"


Información Útil: 

Dirección: c/ Flassaders,44. Barcelona.
Teléfono: 932 68 82 21
Terraza: No
Página de Facebook: Pastelería Hoffman

No hay comentarios:

Publicar un comentario